Make your own free website on Tripod.com

CORRUPCION EN EL CBTis!!! VertiCBTis No. 10 (Abril de 2005)

¿Has reprobado alguna vez? Según una reciente encuesta, en los sextos semestres el 82% de los alumnos han reprobado al menos una vez, en los cuartos el 64% y en segundos 48%. La mayoría de las veces el reprobar es el resultado de malos hábitos de estudio, de falta de interés por la materia o de mucha dificultad para entender ésta, pero, ¿Qué pasa cuando un maestro te reprueba a propósito?. Para algunos escépticos esto sonará exagerado, pero para la mayoría es algo muy normal y cada vez nos estamos acostumbrando a este deshonesto juego.

¿Cómo lo hacen? Cuando alguien reprueba tiene tres oportunidades para pasar la materia y si no la pasas a la tercera todos sabemos lo que sucede… algunos maestros se aprovechan de esta situación y hacen que los alumnos reprobados no pasen ni la 1ra ni la 2da oportunidad y ya en la 3ra saben que el alumno “busca” la manera de pasar a como de lugar para no verse afectado permanentemente. A ver a ver, tu te preguntarás ¿Cómo le hacen esos profes para hacer que los chavales reprueben dos extraordinarios? Hay varias maneras, una de ellas es andarlos trayendo de aquí para allá cambiando las fechas de los extraordinarios y hacerlo cuando menos se lo esperan, otras más es que ponen en sus exámenes bastantes problemas que, (sin ofender a nadie) ni los mismos de la escolta podrían resolver en tan poco tiempo y la más hipócrita de todas las maneras es cuando haces tu examen extraordinario y al querer saber tu resultado el pseudo-maestro solamente te dice que no lo pasaste y lo que más indigna es que NUNCA TE MUESTRA TU EXAMEN para que compruebes si realmente estuviste mal o no, y hay otros que sí te lo dan, pero nunca te muestran las respuestas correctas y sólo te dicen “investígalas”.

¿Por qué lo hacen? Ahora bien, ¿qué ganan ellos con reprobar a sus queridos alumnos? Si llegas a un tercer extraordinario generalmente significa que no lo vas a pasar, a menos que tomes un “curso” de esa materia para que le agarres más facilidad. Hasta aquí todo suena lógico y de hecho es así como se maneja en el exterior, pero, ya que se arreglo todo para el famoso cursito se entiende claramente el significado real de éste; el teatrito funciona así: los alumnos vienen a los cursos, el maestro da algunos ejercicios de tarea y otros más se resuelven en clase; termina el curso, cada quien lo paga y se presentan al otro día a hacer el tercer extraordinario. Mientras que lo que realmente pasa es esto: en el “curso” el profe no enseña nada, deja ejercicios pero nunca resuelve las dudas, es más, ni se molesta en explicarlos, al final de éste cada alumno paga entre 300 y 400 pesitos por la generosidad del profesor y al siguiente día todos conocen el resultado del examen antes de hacerlo, algunos 6 y otros 7. En realidad lo que queremos señalar aquí es: si hay un grupo de 30 reprobados y cada quien paga $450, el maestrito se embolsa $13,500 listos pa´ gastarse en vacaciones.

¿Quiénes lo hacen? Obviamente la mayoría (90%) son hombres, y es obvio que son las materias “fuertes” como matemáticas, física, hematología, parasitología, química, dibujo y otras. En esta investigación dividimos a estos “maestros” en tres grupos:
GRUPO 1: Son los profes que saben hacer el chanchuyo, estos son profes con un nivel académico muy respetable y que de vez en cuando les gusta obtener una “bonificación” especial por su trabajo. Su manera de trabajar es astuta y casi indetectable, ellos no andan haciendo perder el tiempo a los alumnos porque saben que en un cursito de 2 semanas no se ve lo de un semestre completo, ellos siempre van al grano, por ello son los que cobran más caro ($500).
GRUPO 2: Los novatos, estos quisieron imitar a sus compañeros del grupo 1 pero no les llegan ni a los talones, son profes que, ofendiendo a quien le quede el saco, no se que demonios hacen en esta escuela, son de lo peor, los maestros de primaria enseñarían mucho mejor que ellos, no tienen ni la más mínima idea de lo que pretenden “enseñar”, andan perdidos pues… son de esos que creen ser de lo mejor y siempre estar a la altura de las circunstancias, son de esos que cuando algún alumno les corrige no aceptan sus errores y si dicen que 2+2 es 5 entonces 2+2 es 5. Como nota personal, gracias a este grupo de inexpertos ladroncillos de segunda decidimos hacer este artículo.
GRUPO 3: Los underground. Aquí si ya es peligroso, la cosa se pone muy delicada como para escribir sobre este grupo y aunque al parecer ya no se practica, no me atrevo a hacer especulaciones, únicamente se sabe que aquí no se pagaba con dinero, aquí ni siquiera había cursitos, en este caso el arreglo era personal, libre y secreto.

¿Qué pensamos los alumnos al respecto? De acuerdo con algunas entrevistas y sondeos sabemos que el sentir de los alumnos es homogéneo: no están de acuerdo pero lo hacen, y desde nuestro punto de vista tienen razón, preferible pagar $400 que reprobar. Además no se puede hacer otra cosa, todo el que ha estado en esa situación se siente impotente y con un coraje enorme hacia estos profes (más a los del grupo 2), pero nos pidieron que lo publicáramos y nos da gusto saber que esta revista es la voz de los alumnos, lo que no nos da gusto es ver como andan los que reprueban y sufren de desvelos, preocupación, estrés innecesario, insomnio, etc., y que al final de cuentas repercute en el desempeño escolar, lo que provoca que se reprueben más materias y el ciclo comience de nuevo.

¿Qué piensan los maestros al respecto? Increíblemente algunos ni enterados estaban de esta situación, otros más la niegan y la mayoría lo deja pasar, según nos comentan no se puede hacer nada porque ningún alumno se queja, y como nos vamos a quejar si los que lo han hecho solo reciben de consuelo una palmadita en la espalda y un argumento desmoralizador, “no hay personal, no podemos correr a los que tenemos”. Ni modo, así es la vida…

Conclusión. El favor esta hecho, cumplimos con sacar esta investigación a la luz pública sin esperar que las cosas se solucionen, quizá hasta empeoren porque ahora los pseudo-profes se van a enojar y ya no van a querer hacer esos cursitos tan fácilmente pero de todos modos se les va a terminar su chistesito porque con la nueva reforma ya solo va a ver un extraordinario y solo los más astutos sabrán hacer la maniobra. Que quede claro que no todos los maestros que reprueban cobran por pasar, está el caso de varios profes con los que siempre se reprueba pero es por la dificultad de la materia y mis respetos para ellos porque ahí si quieres pasar la materia la única manera es machetearle, pero se nota luego luego cuando es un maestro bueno y cuando es uno mediocre y por consiguiente cuando quiere que el alumno aprenda o cuando quiere que pague. Opinamos que deberían largarse esos “maestros” que en vez de formar deforman y que gracias a ellos el lema de “Prestigio ganado con esfuerzo” se ha quedado corto. En cuanto a nosotros, bien dice el dicho que tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata. Ya hay que dejar de caer en estos sucios juegos de personas que dinero no les falta pero andan mendigando o buscando sentirse jóvenes cuando ya no pueden ni con manuela. Chavos y chavas ABRAN LOS OJOS y no se dejen, a mi me daría un buen de coraje que a mi hermana o a mi novia le ande metiendo mano un viejo cascarrabias o pagar $500 pesos cuando me los puedo gastar con mis cuates en una buena pachanga, es por eso que prefiero machetearle un poco y ya después decir “este 6 es mío y me sudo conseguirlo” en vez de decir “este 6 me costo $500”.

Esta porquería va a continuar mientras nosotros lo permitamos. TU TIENES LA ÚLTIMA PALABRA.


Conclusión personal: De grande quiero ser maestro del grupo 1

^_^